Sismos evidenciaron corrupción en restauración de monumentos: INAH

Mar, 10 Oct 2017
Los monumentos inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO tendrán prioridad
  • Francisco López, director del Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Francisco López, director del Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que los sismos del 7 y 19 de septiembre que sacudieron al país evidenciaron la corrupción en la restauración y remodelación de monumentos históricos.

“El daño fue severo, la intensidad de los movimientos en cada uno de los lugares se presentó de manera distinta. En estos acontecimientos que hemos vivido el 7 y 19 de septiembre salen a la luz una serie de medidas y defectos, así como la falta de supervisión en los diferentes niveles del gobierno mexicano, pues no se pueden aceptar construcciones que no atendieron las normas vigentes y donde, evidentemente, se pone a la luz el tema de corrupción”, comentó López Morales durante su participación en el Congreso Cultura IBERO 2017.

El directivo del INAH reiteró que los daños a los monumentos históricos son de amplio espectro y algunos inmuebles tardarán muchos años en recuperarse. Informó que la prioridad serán aquellos espacios inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO, como los conventos de Puebla, el Centro Histórico de Puebla, y las zonas arqueológicas de Xochicalco, en Morelos, y Monte Albán, en Oaxaca.

“Lo que nos llevará tiempo será restaurar los 14 conventos localizados en las faldas del Popocatépetl por su dimensión. Existe una enorme necesidad de articulación con las diferentes instancias del gobierno local, municipal, estatal y federal”, explicó el directivo, quien recibió la Medalla 7 de Julio por sus aportaciones en favor del patrimonio cultural mexicano.

De acuerdo con Francisco López, muchas de las afectaciones que se han presentado en las construcciones modernas de la Ciudad de México demuestran que el tipo de armado de la estructura, tanto en trabes como en soportes, no respetaban la norma establecida.

“Tenemos que ir en contra de quien resulte responsable. En este caso, evidentemente, contra los directores de obra que están acreditados por las diferentes delegaciones de la Ciudad de México. Debemos atender y contrarrestar (estos casos) para que se eviten desastres en el futuro como los que presenciamos”, enfatizó.

López, arquitecto de formación, con maestría y doctorado en Restauración Arquitectónica, Estudios Urbanos y Planificación, recordó que, tras el sismo de 1985, formó parte de las brigadas de rescate del Centro Histórico, en donde se hizo un levantamiento exhaustivo de todas las construcciones históricas en esta zona de la capital del país.

Durante este registro, se percataron de que la norma de protección civil tenía que ser más alta para las construcciones en la Ciudad de México y de otras urbes en donde los daños que se habían presentado eran recurrentes.

“Se manifestaba una falta de atención a la norma establecida por el reglamento de construcciones y resulta que ahora nos volvemos a encontrar con una práctica reincidente donde esas normas no han sido respetadas”, acusó el funcionario.

Valentina González/ICM


COMPARTIR: