Montan exposición en la IBERO para preservar la memoria y luchar contra el olvido

Vie, 12 Oct 2018
‘Tercera entrega. Desaparecidos: irrupción y memoria’ estará hasta el 15 de noviembre en la Galería Andrea Pozzo
  • La exposición estará hasta el 15 de noviembre en la Galería Andrea Pozzo (Alberto Hernández/IBERO).
  • Integrantes del Grupo SUMA (Alberto Hernández/IBERO).
  • Dra. Ana María Torres, académica del Departamento de Arte de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mtra. Araceli Téllez, directora general del Medio Universitario (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).
  • 'Papalotes por Ayotzinapa', de Francisco Toledo (Alberto Hernández/IBERO).
  • Estampas de Grupo SUMA (Alberto Hernández/IBERO).
  • La obra del maestro Toledo consta de 43 papalotes de papel (Alberto Hernández/IBERO).

Con un total de 81 obras expuestas en la sala II de la Galería Andrea Pozzo, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México busca preservar la memoria social y luchar contra el olvido de una época que marcó el devenir histórico de nuestro país: los años 60 y 70, que tuvieron como elementos principales la represión, la tortura y la violación de derechos humanos.

‘Tercera entrega. Desaparecidos: irrupción y memoria’, es un concepto provocativo a cargo del Dr. Juan Carlos Henríquez, director del Centro de Exploración y Pensamiento Crítico (CeX) de la IBERO, que se enmarca en las actividades por el 75 Aniversario de nuestra casa de estudios y como parte de las propuestas del Comité Interuniversitario M-68, a 50 años del Movimiento Estudiantil.

Bajo esta tónica, se decidió que convivieran dos exposiciones: ‘Papalotes por Ayotzinapa’, del artista oaxaqueño Francisco Toledo, y ‘Desaparecidos: irrupción y memoria’, del Grupo SUMA (conmemorando los acontecimientos de Tlatelolco de 1968), que estarán todo lo que resta del mes de octubre y concluirá el 15 de noviembre.

De acuerdo con Miguel Ángel Ortiz, jefe de Exposiciones, Documentación y Memoria de la Coordinación de Difusión Cultural de la IBERO y curador de esta presentación, unir estas muestras tiene dos lecturas: el primero es en orden temático, en el sentido que los dos trágicos acontecimientos han sido documentados por creadores y estás obras son un testimonio de las circunstancias sociales del país.

“Por otro lado, está conmemoración visual que se presenta en las dos colecciones —Papalotes y obra del grupo SUMA— es un diálogo formal entre las obras, esto es, los recursos visuales que los creadores manejan se corresponden y crean un espacio en el cual se puede experimentar la potencia de la obra gráfica. La exaltación de los materiales como el papel y las diferentes formas de impresión son esta relación formal; aunque hay color, el fundamento de las obras es el alto contraste”.

Quienes asistan a la Galería Andrea Pozzo podrán ver 43 papalotes de Francisco Toledo —uno por cada estudiante desaparecido de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos; así como 11 pendones y 27 estampas del Grupo SUMA. Las piezas de este colectivo formarán parte del Archivo Histórico Fondo de Documentación para la Investigación de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (BFXC).

SUMA formó parte de los movimientos contraculturales de los años setenta; donde los jóvenes estudiantes convirtieron la calle en un espacio político-experimental, lúdico-afectivo y el arte en un proceso anónimo-colectivo; utilizaron materiales de desecho como parte central de su trabajo muchas veces improvisado-efímero y también crítico-significativo.

Una lucha contra el olvido

Durante la inauguración ‘Tercera entrega. Desaparecidos: irrupción y memoria’, el Rector de la IBERO, Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., enfatizó que la obra de Grupo SUMA “en nuestra galería principal de la Universidad quiere ser antes que nada un estímulo, una inspiración, un acicate para los estudiantes, profesores y personal de servicio de nuestra Universidad”.

Agregó: “El 75 Aniversario de la IBERO Ciudad de México coincide con el 50 aniversario del Movimiento Estudiantil del 68; es una coincidencia que nos permite echar una mirada atrás  para revisar la historia hacia adelante. Nosotros hemos deseado que la memoria que hemos hecho de los 75 años de esta Universidad nos sirvan de inspiración y brújula para seguir inspirando y transformando a la sociedad desde los valores de la justicia, la solidaridad y la igualdad”.

La Dra. Ana María Torres Arroyo, gestora cultural de Grupo SUMA y académica del Departamento de Arte de la IBERO, explicó que en la exposición “podemos ver el trabajo individual que nos muestra las huellas de SUMA, es el resultado de un proceso que refleja conciencia política y experimentación gráfica”.

Comentó que desde hace un año, cuando se presentó una muestra de este colectivo artístico en nuestra institución, “realizamos una investigación historiográfica sobre Grupo SUMA, dando como resultado un fondo documental completo que contiene notas de prensa y artículos, así como fotografías de época. Este archivo será donado al Archivo Histórico Fondo de Documentación para la Investigación de la BFXC”.

Con este material, se publicará el primer libro dedicado a este colectivo, “cumpliendo así con uno de los objetivos de la investigación que es divulgar el conocimiento. Asimismo, estamos rescatando el contexto de una época histórica en donde se generaban en paralelos actos de tortura y prácticas artísticas creativas y rebeldes; mostrando, a pesar de todo, que los cambios sí son posibles desde abajo”.

Por su parte, el Dr. Juan Carlos Henríquez, director del CeX y director conceptual de este montaje, explicó que la exposición busca “plasmar y materializar la memoria que resiste intentos de olvido, y de revelar la realidad como la vivimos por dolorosa que sea, con todas sus fisuras y con todas sus desgarraduras”. Señaló que si alguien ha denunciado esos acontecimientos terribles a través de la práctica, exploración y propuesta estética ha sido Grupo SUMA.

La Mtra. Araceli Téllez, directora general del Medio Universitario, destacó la resistencia artística y de denuncia del Grupo SUMA, “lo que hace este grupo y artísticas que trabajan en esta línea es resistir contra un sistema que quiere que nos olvidemos de todo esto (…). Los medios le apuestan al olvido y el Grupo SUMA a la memoria”.

A la inauguración asistieron la coordinadora de Difusión Cultural de la IBERO, Mtra. Alejandra Chong González; Miguel Ángel Ortiz, curador de la exposición; e integrantes de Grupo SUMA: José Barbosa, Óscar Aguilar, Paloma Díaz, René Freire, Gabriel Macote, Ernesto Molina, Santiago Rebolledo, Jesús Reyes, Jaime Rodríguez y Patricia Salas.

Iván Cabrera


COMPARTIR: